La lista de tareas es una herramienta de gestión muy potente pero si no sabemos utilizarla convenientemente se puede volver en contra nuestra.

Cómo gestionar eficazmente tu lista de tareas

La lista de tareas es una herramienta de gestión muy potente pero si no sabemos utilizarla convenientemente se puede volver en contra nuestra. ¿Cómo podemos convertir la intención en acción sin sentirnos culpables?

Sin más te detallo una lista de experiencias personales que me han ayudado con esto:

Ten claros tus objetivos. Si no tienes claras las prioridades no podrás decidir con rapidez. Una prioridad es aquello por lo que te subirán el sueldo o bien te despedirán. Fácil.
Entiéndete bien con tu Jefe. Haz que te diga de forma clara lo que espera de ti y que eso mismo lo explique al resto de la organización. No es fácil.

  • Clasifica tus tareas con una estructura que tenga sentido para ti. Por ejemplo Familia/ Trabajo, por área de responsabilidad.
  • Anótala rápidamente. Cuando se te ocurra la tarea anótala. Si no lo haces así lo perderás. Ahora con el móvil esto es superfácil ya que existen multitud de aplicaciones gratuitas que te ayudarán a ello. Te indico las más efectivas www.wunderlist.com/es, www.es.todoist.com, gtasks (a mi me gusta especialmente).

  • Divídela. Es la mejor forma de dominarla. Divídela en pequeños fregamientos y no confundas tarea con objetivo o proyecto.
  • Pon siempre el día que identificaste la tarea al principio, así pues 07/07, Comer con Luis.
  • ¡Delega!. Si anotas una tarea que no te corresponde, asígnala y házlo saber.
  • Céntrate en lo importante. Distingue lo urgente de lo importante. Elige un máximo de tres tareas para cada día.
  • Aprende a decir NO a todo lo que no esté.
  • Revisa tu lista cada día un par de veces. Fija una reunión diaria contigo mismo. Con diez minutos será más que suficiente. Si lo haces así durante 21 días convertirás esto en un hábito y mejorarás rápidamente.