El tiempo de ciclo se define como el mínimo tiempo en el que el proceso se espera que pueda trabajar en circunstancias óptimas.

Céntrate en reducir el tiempo de ciclo del proceso y ganarás más dinero

Cuentan que en una ocasión Napoleón Bonaparte ante sus generales sentenció: ¡Pedidme todo menos tiempo! Esta cita me la comenta un buen amigo charlando hoy durante una visita a su fábrica. Me recuerda que él suele bajar a planta y que por el simple hecho de ponerse la bata blanca y preguntar tomando nota, ya mejora sus ratios del día. Moraleja: «el control es una de las claves del negocio» me dice.

¿Cuánto tardamos en servir un pedido? ¿Y nuestro principal competidor? ¿Cuánto tarda nuestro proveedor en servirnos? ¿Porqué?, ¿porqué? y ¿porqué? Si pensáis en los gigantes mundiales como Amazon, Zara o Apple, fundamentan gran parte de su éxito en la velocidad. ¡Toma el control y cambia esa realidad!

Lead time, Time to Market, plazo de entrega, tiempo de proceso o de ciclo. En definitiva de lo que se trata es de reducirlo eliminando cuellos de botella o bien el principal factor limitante del proceso. En cualquier caso es una de las palancas de gestión más potentes y agradecidas que jamás encontrarás. Desgraciadamente su uso es poco frecuente o bien está limitado a entornos más industriales o a grandes corporaciones.

El tiempo de ciclo se define como el mínimo tiempo en el que el proceso se espera que pueda trabajar en circunstancias óptimas. Los tiempos de ciclo son bastante diferentes de un proceso a otro y por supuesto, es el más lento el que establece el ritmo de producción y como nos enseña de forma magistral Eliyahu Goldratt en su libro La Meta.

Cinco son las ventajas del dominio de esta forma de entender el negocio:

  • Supone un cambio radical en la cultura de la empresa ya que implanta un potente sentimiento de de mejora contínua que bien orientado hacia la solución de problemas nos hará muy fuertes. Al reducir el tiempo de los procesos, los problemas afloran antes más rápido y afloran también todos los que estaban ocultos. Obliga a un liderazgo fuerte ya que el cambio de cultura siempre genera situaciones de rebeldía que hay que anticipar.

  • Mejorarás tu Tiempo de Respuesta al mercado (Time to Market): La cantidad de tiempo que se tarda en desarrollar un nuevo producto desde su desarrollo hasta su primera venta. Tener un plazo de entrega corto te permite entregar tus pedidos antes, también tu I+D, lo que hará de este servicio un factor diferenciado fundamental. ¡Quien desarrolla y sirve antes vende más¡
  • Mayor flexibilidad y mayor capacidad de respuesta en términos de Time to Market.

  • Reducción de inventarios y mejora del EBITDA: Bajarás tu stock y aumentarás tu rotación. Vuestro Director Financiero estará encantado.
  • Flexibilidad para hacer cambios. En los tiempos que corren la innovación de productos está íntimamente ligada al cambio, y con frecuencia la necesidad de cambio aparece mitad de camino en un proyecto. En consecuencia, la capacidad de realizar cambios durante el desarrollo, sin ser demasiado perjudicial es fundamental. A esto en el argot se lo conoce también como «pivotar».

Acéptame un consejo y mide y reduce tu tiempo de ciclo. Gestionarlo con perseverancia y no solo reducirás tus necesidades operativas de fondos mejorando el EBITDA sino que venderás más ya que llegarás la mercado más rápido y con mayor precisión. Desarrollarás tus productos antes -Time to Market- y harás un marketing mucho más potente y preciso.

Si deseas un diagnóstico gratuito con respecto a como gestionas tus TIEMPOS DE CICLO, haz click aquí y te mandaré sin coste un cuestionario estándar que te permitirá valorar tu situación con respecto a tu sector y ver de forma práctica las oportunidades de mejora.